Cuando realizamos una inversión, no podemos hacerlo a lo loco, sin saber cuánto invertimos y que beneficios sacamos de esa inversión.

En las empresas se analiza el ROI o retorno de inversión con el fin de saber si es rentable o no. Vamos a hablar un poco de ello y de como se calcula.

 

¿Qué es el ROI?

El ROI, también llamado Retorno de Inversión, es una medición que nos permite calcular el dinero que obtenemos en relación al dinero invertido en el lanzamiento de un producto o servicio.

 

¿Cómo calcular el ROI?

Para calcular el retorno de inversión se divide los beneficios obtenidos, entre la inversión realizada y multiplicando el resultado por 100, por tanto, la fórmula del ROI es:

 

ROI= (ingresos-gastos)/gastos x 100

 

En el caso de que el ROI nos diera un resultado de cero, eso significaría que no hemos obtenido beneficios, aunque eso sí, tampoco hemos tenido pérdidas. Por otra parte, si el resultado del ROI es de 100, eso significará que hemos obtenido el 100% de nuestra inversión, así mismo, si nuestro ROI nos da un dato negativo, significa que no se ha recuperado nada de la inversión, por tanto nos indica que estamos teniendo pérdidas.

 

¿Cuál es un ROI ideal?

Para las campañas de marketing, un buen ROI sería alrededor de unos 500% si está por debajo de este porcentaje se deben mejorar nuestras estrategias.

 

Diferencia entre ROI y ROAS

Mientras que el ROI nos indica a nivel general el retorno de una inversión, el ROAS nos marca el retorno de una inversión publicitaria, con este indicador podemos evaluar la inversión realizada en una campaña o una estrategia de marketing y comprobar si es rentable o no.

Para el cálculo del ROAS se dividen los beneficios obtenidos, entre la inversión en publicidad y el resultado se multiplica por 100.

La principal diferencia entre el ROI y el ROAS es, que el ROAS no tiene en cuenta los beneficios netos, si no que tiene en cuenta los ingresos brutos, nos informa del dinero invertido en publicidad y el generado por la comercialización.

Los valores que nos ofrece el ROAS solo pueden sernos útiles cuando disponemos de valores anteriores, pudiendo comparar ingresos obtenidos en relación con una nueva campaña de publicidad en un determinado periodo de tiempo.

Como podemos comprobar, hemos visto que el ROI es muy importante a la hora de la toma de decisiones, para saber si las acciones que estamos llevando a cabo son rentables o no.